Los orígenes de la estatuilla y algunos datos curiosos de los Oscars

La estatuilla de los Oscar es el símbolo dorado de un triunfo artístico que se remonta a los orígenes del cine. En esta entrada, compartiremos información sobre los orígenes de la estatuilla y algunos datos curiosos sobre los galardones que desde 1929 otorga la Academia de la Artes y las Ciencias Cinematográfica de Hollywood (AMPAS, por sus siglas en inglés).

Nacimiento de la estatuilla

Se dice que Sir Cedric Gibbons, jefe del Departamento de Arte de los estudios Metro Goldwyn Mayer, hizo un boceto de la estatuilla en un mantel blanco en 1927, y que el escultor George Stanley transformó el boceto en el prototipo del Oscar.

Una empleada de la Academia, Margaret Herrick, le echó una mirada y afirmó que se parecía a su tío Oscar. Las palabras de Margaret bautizaron la estatuilla destinada a premiar los máximos triunfos en el cine.

Fabricación de la figura

Los premios de la Academia se hacen con un molde único, que es mantenido en una bóveda de seguridad. La estatuilla está confeccionada a base de capas sucesivas de cobre, níquel, plata y oro. La figura tiene una estatura de 33,75 centímetros y pesan 5,85 kilogramos.

Cuando la fabricación es finalizada, la figura se envuelve en espuma de goma y se envía por camión sellado a Los Ángeles. “No tenemos una ruta secreta pero muy poca gente sabe realmente cuando sale el camión o cómo llega a Los Ángeles” dijo Scott Siegel, presidente de la Academia, en 1988.

Primera transmisión televisada de los Oscar

Según la BBC, la primera transmisión televisada de los Oscar la realizó en blanco y negro el 19 de marzo de 1953 en la cadena NBC. La ceremonia de los premios se llevó a cabo de forma simultánea desde el Teatro RKO Pantages de Hollywood, en Los Ángeles, y el Teatro Internacional NBC en Manhattan, en Nueva York.

En 1975, por primera vez, Venevisión hizo la transmisión simultánea de los Oscar. Era la primera vez en Venezuela que un canal de televisión transmitía la premiación en vivo, vía satélite. Los comentarios en español sobre el sonido en inglés estuvieron a cargo de Luis Gerardo Tovar y Gonzalo López Silvero.

Publicado en el diario El Nacional en 1975.

Primeras mujeres negras nominadas

No es hasta 1973, cuando dos mujeres de color son nominadas a los Oscar como mejor actriz. Se trató de Diana Ross (La cantante) por su trágico rol como la cantante de Blues Billie Holiday en “Lady Singg the Blues” y la debutante Cicely Tyson, por “Sounder”.

Primeras mujeres negras nominadas al Oscar. Publicado el 12 de febrero de 1973.

También ese fue el año en que Marlon Brando rechazó el galardón como mejor actor por “El Padrino”, alegando razones que incluían la guerra de Vietnam y el maltrato del gobierno a los negros y pieles rojas.

Al momento de recibir el premio, apareció Sacheen Littlefeather, una activista de los derechos civiles de los aborígenes estadounidenses, quien dio un encendido discurso en protesta por el trato dado a los nativos americanos en la industria del cine. Utilizó un vestido típico apache en esa ocasión.

La primera película descalificada fue argentina

“Un lugar en el mundo” del director argentino Adolfo Aristarain fue la primera película en la historia a la que se le suspende la candidatura para el Oscar. La Academia descalificó al filme porque fue presentado por Uruguay cuando era más una producción argentina que uruguaya.

El director argentino presentó su acción legal junto con la Cinemateca Uruguaya, la asociación del cine de ese país y la coautora del filme. En la demanda se dejó claro que la película cumplía con los requisitos de la Academia de que “el país presentante certifique que el talento creativo del país ejerció el control artístico”.

Poco después de la nominación a mejor película extranjera el 17 de febrero de 1993, la Academia descubrió que la película era mayormente argentina “Los únicos uruguayos fueron la diseñadora de vestuario (…) y el quinto miembro del elenco”.

Demandan a la Academia. Publicado en EL Nacional el 01 de abril de 1993.

La mujer con más edad en ganar el Oscar

En 1990, a los 80 años fue premiada Jessica Tandy como mejor actriz del año, por su rol “Conduciendo a Miss Daysi”. Tandy era una reconocida actriz británica de cine, televisión y teatro que hizo 67 años de carrera en Estados Unidos. Murió cuatro años después de recibir el galardón.

El film “Conduciendo a Miss Daysi”fue premiada con cuatro Oscar: mejor película, actriz del año, guión adaptado y maquillaje. La historia de la película es sobre el lado suave del racismo, contado a través de la evolución de una amistad entre una patrona judía y su chofer negro.

Archivo El Nacional guardó en Curiosidades del tío Oscar La mujer con más edad en ganar el Oscar. Publicado en El Nacional el 28 de marzo de 1990.

Paracaidistas en la ceremonia

Para el año 1984, la teleaudiencia de los Oscars se estimaba en 500 millones de personas alrededor del mundo, pero muchos aficionados sin invitación preferían ver la ceremonia en persona, según el jefe de seguridad del evento para esa época.

Les traemos un recorte de prensa de ese año para ilustrar cómo era el despliegue de seguridad para evitar a los “paracaidistas” o “arroceros”.

Los encargados de resguardar a los artistas y a la ceremonia de invitados “indeseados” cuentan que algunos intrusos fueron capaces de actos inimaginables. Un joven se ocultó durante dos días en el baño del Dorothy Chandler Pavilion. En el interior, el joven había creado un miniapartamento con cocina, ropa para cambiarse y un smoking que usaría el día de la ceremonia.

Otro año, unos adolescentes se ocultaron en un clóset del balcón pero su bulliciosa conversación los delató. También resalta el caso de un hombre que afirmó ser el esposo de Barbra Streisand quien se presentó varios años exigiendo entrar a la ceremonia porque su “esposa” ya se encontraba adentro.

El hombre desequilibrado también enviaba cartas a los estudios hablando sobre algunos aspectos de la carrera de su “esposa”. Para ese momento la cantante no estaba casada.

Los paracaidistas hacen lo que sea para entrar a los Oscar. Publicado en El Nacional el 09 de abril de 1984.