Breve cronología del amor: Los años 70, 80 y 90.

A propósito del Día de San Valentín, continuamos con la parte II de la breve cronología del amor en Venezuela.

Años Setenta

Es la década del empoderamiento femenino. La mujer sale a la calle a estudiar y a explotar el mundo profesional.

El feminismo se convirtió en una causa universal y los temas de interés de las mujeres se tradujeron en términos editoriales. En los años venideros, se crearon revistas dirigidas al público femenino, como Pandora (La primera revista Pandora fue publicada el 5 de junio de 1982).

Portada de la Revista PANDORA, número 1 (ARCHIVO EL NACIONAL)

El sexo dejó de ser tabú, se hablaba de placer y no solo de procreación, el argumento perfecto para las campañas publicitarias. El desborde del erotismo de aquella época dio cabida a la explotación comercial de las “vedettes”.

Eran divas populares por sus insinuantes curvas y atributos bien exhibidos ante un público de hombres ávidos de liberación sexual. En esta época resalta Iris Chacón y su tema “Si tu boquita fuera”, así como la modelo argentina Susana Jiménez.

Década de los años 70. Una pareja conversa en el Parque Los Caobos. (ARCHIVO EL NACIONAL)

A inicios de esta década se aceptó socialmente que las mujeres emplearan malas palabras y fumasen, antes un terreno reservado solo para hombres. La inconformidad de la mujer pasó a tener una expresión política. De allí surgieron personajes muy admirados como Ángela Davis, líder negra estadounidense. Las feministas criticaban el papel de las mujeres en la publicidad y el modelaje; en su descontento organizaron sabotajes a concursos de belleza.

Un suceso en Venezuela, precisamente dentro de un concurso de belleza, dejó boquiabierto a más de uno. Elluz Peraza fue electa Miss World Venezuela 1976, pero su novio le pidió matrimonio un día después de la coronación. Elluz entregó la corona por amor. En su lugar quedó de reina Judith Castillo.

Elluz Peraza coronada como Miss World Venezuela 1976. 21/05/1976 (PEDRO GARRIDO / ARCHIVO EL NACIONAL)

Años Ochenta

El Sida hizo su irrupción en las relaciones amorosas en una época donde se hacía un uso tímido del preservativo de látex. En Venezuela apareció el primer caso de VIH en 1983. Muchos jóvenes reemplazaron el motel por los miradores, y el cortejo se transformó a formato de graffitis y entornos cibernéticos.

La computadora personal se convirtió en el consultorio sentimental por excelencia ¡Con 500 bolívares se concretaban citas a ciegas! Se llenaba el perfil de la pareja ideal, luego se introducían los datos en la PC, y en segundos aparecía la información de tu media naranja. La tecnología al servicio del amor.

Década de los años ochenta. Pareja. (ARCHIVO EL NACIONAL)

Otra forma de vivir los romances en esta época fue a través de la imagen. El álbum “Amor es” dejó entrever el lado más inocente de las relaciones amorosas; mientras los grafitis, como antecedente de la mensajería instantánea o de los muros de Facebook, mostraban mensajes más picantes entre lo público y lo anónimo.

Década de los años ochenta. Graffiti. (ARCHIVO EL NACIONAL)

También fue el tiempo del despertar de la conciencia femenina sobre su sexualidad. La figura del sexólogo y la celebración de seminarios especializados tuvieron su auge en los años ochenta. De acuerdo con El Nacional del 13 de junio de 1981, 80% de la asistencia a estos talleres era femenina.

Cerramos el recuento de la década con una nota titulada “Billo Frómeta primero en acatar el nuevo Código Civil”, publicada en El Nacional el 12 de agosto de 1982. El director de orquestas venezolano de origen dominicano fue el primero en pedir en una Notaría Pública la aplicación del nuevo Código Civil, para reconocer a sus hijos habidos fuera del matrimonio.

—Esto lo enaltece y lo hace más venezolano, dijo el penalista Rafael Naranjo Ostty, luego de firmarse el acto de reconocimiento en su escritorio. Y de inmediato le propuso a Billo’s escribir una guaracha para que él le pusiera la letra.

—¿Cómo lo llamarás, Rafael? interrogó el maestro Frómeta.

—La llamaremos “El Codigazo” para celebrar el nuevo Código Civil.

Recorte extraído de la edición de El Nacional publicada el 12 de agosto de 1982.

Años noventa

Los noventa fueron unos años de transfiguración: Los matrimonios duraron menos, las infidelidades fueron más frecuentes, las ofertas sexuales eran más explícitas, las idealizaciones amorosas a través de Internet no eran algo fuera de lo común, y el mundo gay salió del clóset.

Internet llegó a Venezuela en 1994 y con él la posibilidad de enamorarse de otro cibernauta sin conocerlo. El intercambio epistolar a través del correo electrónico acortó las distancias y propició la conformación del amor platónico. La aparición del chat directo y de las salas virtuales multiplicaron las relaciones ocasionales y los noviazgos a distancia.

En los noventa la moral sexual de la mujer dejó de ser tan rígida. Se atrevió a acudir sola a bares o discotecas, a tener relaciones abiertas y a vivir su sexualidad plenamente, con una o varias parejas. Los enlaces matrimoniales se prolongaron hasta los 30 años, llegar al altar vestida de blanco ya no era el sueño de toda fémina.

Década de los años noventa. Una pareja de jóvenes se dan un beso en medio de una discoteca. (WILLIAM DUMONT / ARCHIVO EL NACIONAL)

En 1998 los laboratorios Pfizer crearon el viagra, el medicamento que corregía los problemas de impotencia y disfunción eréctil. La edad ya no era un problema para el sexo. Al poco tiempo Pfizer ubicó a Venezuela como el país con mayor consumo per cápita en el mundo de la pastilla azul.

Nacieron las tiendas especializadas en sexo o las sex shops. En lugares muy concurridos de Caracas como Los Palos Grandes o El Hatillo se instauró el morbo del consumo de todo tipo de lencería, artefactos, sustancias y literatura erótica. Impensable a inicios de siglo pasado.

Publicidad de la revista Feriado a la tienda Kamasutra ubicada en Los Palos Grandes. Publicado el 29 de enero de 1995.

Los bares gays también se hicieron muy concurridos. Triskel, Copas o Revolution son tres de los bares de ambiente más conocidos de la ciudad. La ONG Movimiento Ambiente presentó ante la Asamblea Constituyente de 1999 una serie de observaciones jurídicas relacionadas a la comunidad LGBT.

Por otra parte, en 2001 se dio en Caracas la primera marcha del orgullo gay, y en 2004, la Iglesia Metropolitana de Venezuela dirigió una ceremonia simbólica en la que se casaban cinco parejas de homosexuales.

Como vemos, las relaciones de parejas a través de los años han sufrido metamorfosis importantes ¿Qué nos deparará, en el terreno del amor, las décadas que están por llegar?…

*Muchos de los datos y anécdotas fueron extraídos de la Edición Aniversaria de El Nacional publicada en 2004.